domingo, 14 de noviembre de 2010

La princesa prometida

Título: La princesa prometida
Autor: William Goldman
Título original: The bride princess
Editorial: Martínez Roca, 2005
Encuadernación: Rústica
ISBN: 9788427030633
Páginas: 504


“Nos amamos… ¿crees que esto ocurre todos los días?”

Hay cosas que te acompañan toda tu vida. Yo crecí con La Princesa Prometida.

Todos la hemos visto repetidas veces, de hecho, algunos no nos cansamos de hacerlo. Nos sabemos los diálogos, nos hemos sentido cerca de los personajes, hemos estado en Los Acantilados de la Locura esperando al temible Pirata Roberts, en el Bosque de los Ladrones huyendo de la Brigada Brutal, repitiendo en voz alta “Hola, me llamo Iñigo Montoya. Tú mataste a mi padre, ¡prepárate a morir!”, nos hemos enamorado del dulce Westley… ¿Quién no querría un “muchacho” así? Ojalá respondiera “como desees”…

Libro y película se complementan a la perfección. En él, William Goldman ha conseguido que el lector forme parte la historia y se sitúe en cada uno de los escenarios, siendo partícipe de esta historia de aventuras, amistad, valor, intriga, amor verdadero.

Empieza siendo un resumen de otro libro. El narrador explica que era su libro favorito de pequeño, ya que su padre se lo leía, haciéndole engancharse de tal manera a la historia, que desde entonces quiso ser escritor. Cuando su hijo se hace mayor, decide remover cielo y tierra en busca de ese libro para compartirlo con él como hacía su padre hace años; sin embargo el crío es incapaz de leerlo, se aburre con él. Al comenzar él mismo a leer el libro, se da cuenta de que no es el cuento que su padre relataba noche tras noches, sino que explicaba la historia de Florín y además era bastante denso. Su padre simplemente le leía las partes interesantes. Por ello decide re-escribir la historia, redactando la que conocemos todos.

Plagada de toques de humor y acotaciones que él mismo hace, explicando por qué ha decidido suprimir algunas partes de la historia, Goldman nos introduce en un mundo onírico, un tanto predecible, pero que no carece de encanto, con personajes entrañables, tales como un gigante al que le gusta rimar, una princesa que es pura belleza hueca, un granjero convertido en un temible pirata…en fin, todos sabemos quiénes son.
El libro te engancha ya en el primer capítulo, pese a un prólogo denso; en él destacan sus buenísimos diálogos y frases míticas que se repiten tanto aquí como en la película, siendo fácil reconocer cada escena y cada palabra en voz de todos los personajes.

Sin duda, un libro que no me cansaré de recomendar a todo el mundo, en el que, con un desenlace redondo, los capítulos finales nos dejan un sabor amargo y trágico.
¡Inconcebible!


4 comentarios:

Margari dijo...

La película no sé cuántas veces la he visto. Pero nunca he leído el libro. Pero después de leer tu reseña, creo que a eso voy a tener que ponerle remedio.
Besotes!!!

Shorby dijo...

Es que la peli es genial! =)
El comienzo es deeeeenso, pero una vez pasas el prólogo y empieza la historia, va rodado.
Lo bueno es que según lees pones voz y cara al personaje; también hay partes que se omiten en la película y son buenísimas.

Si te contara la lista que tengo yo... xD
Y aún así, hay libros que me gusta releer (tengo una lista hecha con los que leo al año, así llevo la cuenta)
Un besote!

Mariela Blaine dijo...

La película la he visto un número infinito de veces,pero no sabía que existía un libro. Ya hare por encontrarlo. ¡¡Graciaaas!! Te has ganado una seguidora más :)

Isi dijo...

Mi película y mi libro más favorito :))
Primero conocí la película y cuando me enteré de que estaba basada en un libro, lo compré y aluciné, porque tiene todo lo que me gustaba en la peli, y muchísimo más!! :D